Concordia de los evangelios
anterior   1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14   siguiente
mapa Sección 9: Últimas excursiones por Judea (Nov 29 - Dic 29)

Al salir de Jerusalén, para emprender un breve viaje alrededor de Judea (Nov 29), Jesús cura a dos ciegos y a un endemoniado mudo, lo que provoca las calumnias de los fariseos; Jesús se defiende ("¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?") y habla del pecado imperdonable contra el Espíritu. Advierte cuál es la verdadera alabanza de la Madre de Cristo y promete el signo de Jonás. Tras el discurso de la luz interior. sigue otra dura imprecación a los escribas y fariseos ("Habéis llevado la llave ..."), lo que ocasiona un nuevo intento de matarlo. Jesús entonces aconseja a los discípulos respecto de las persecuciones. Siguen los discursos contra la codicia y la solicitud terrena, con la parábola del rico necio. Exhorta a la vigilancia y fidelidad y ansía el cumplimiento de su "bautismo de fuego". Pide atención para ver los signos del tiempo y relata la parábola de la higuera estéril. Un sábado cura a la mujer encorvada y responde a la pregunta ¿Son pocos los que se salvan?
Advertido de la persecución de Herodes (Dic 29), afirma que el profeta debe morir en Jerusalén, adonde emprende el viaje de regreso para la fiesta de la Dedicación. Al acercarse, llora sobre la suerte de Jerusalén

cronologia
  Mateo Marcos Lucas Juan
#Curaciones. Calumnias de los fariseos. El pecado imperdonable
arriba #Curación de dos ciegos
geografia
cronologia cronologia
versiculo previo9:27 Cuando Jesús se iba de allí, al pasar le siguieron dos ciegos gritando: «¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!»
9:28 Y al llegar a casa, se le acercaron los ciegos, y Jesús les dice: «¿Creéis que puedo hacer eso?» Dícenle: «Sí, Señor.»
9:29 Entonces les tocó los ojos diciendo: «Hágase en vosotros según vuestra fe.»
9:30 Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente: «¡Mirad que nadie lo sepa!»
9:31 Pero ellos, en cuanto salieron, divulgaron su fama por toda aquella comarca.
     
arriba #Curación del endemoniado mudo

9:32 Salían ellos todavía, cuando le presentaron un mudo endemoniado.
9:33 Y expulsado el demonio, rompió a hablar el mudo. Y la gente, admirada, decía: «Jamás se vio cosa igual en Israel.»
9:34 Pero los fariseos decían: «Por el Príncipe de los demonios expulsa a los demonios.»versiculo siguiente
     
arriba #Calumnia de los fariseos

versiculo previo12:22 Entonces le fue presentado un endemoniado ciego y mudo. Y le curó, de suerte que el mudo hablaba y veía.
12:23 Y toda la gente atónita decía: «¿No será éste el Hijo de David?»
12:24 Mas los fariseos, al oírlo, dijeron: «Este no expulsa los demonios más que por Beelzebul, Príncipe de los demonios.»
versiculo previo3:22 Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: «Está poseído por Beelzebul» y «por el príncipe de los demonios expulsa los demonios.»
versiculo previo11:14 Estaba expulsando un demonio que era mudo; sucedió que, cuando salió el demonio, rompió a hablar el mudo, y las gentes se admiraron.
11:15 Pero algunos de ellos dijeron: «Por Beelzebul, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios.»
11:16 Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo.
 
arriba #Defensa de Jesús "¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?"

12:25 El, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no podrá subsistir.
12:26 Si Satanás expulsa a Satanás, contra sí mismo está dividido: ¿cómo, pues, va a subsistir su reino?
12:27 Y si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces.
12:28 Pero si por el Espíritu de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios.
12:29 «O, ¿cómo puede uno entrar en la casa del fuerte y saquear su ajuar, si no ata primero al fuerte? Entonces podrá saquear su casa.
12:30 «El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama.
3:23 El, llamándoles junto a sí, les decía en parábolas: «¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?
3:24 Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir.
3:25 Si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no podrá subsistir.
3:26 Y si Satanás se ha alzado contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, pues ha llegado su fin.
3:27 Pero nadie puede entrar en la casa del fuerte y saquear su ajuar, si no ata primero al fuerte; entonces podrá saquear su casa.
11:17 Pero él, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae.
11:18 Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?.. porque decís que yo expulso los demonios por Beelzebul.
11:19 Si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces.
11:20 Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios.
11:21 Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro;
11:22 pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos.»
11:23 «El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama.versiculo siguiente
 
arriba #El pecado imperdonable

12:31 «Por eso os digo: Todo pecado y blasfemia se perdonará a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada.
12:32 Y al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que la diga contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este mundo ni en el otro.
12:33 «Suponed un árbol bueno, y su fruto será bueno; suponed un árbol malo, y su fruto será malo; porque por el fruto se conoce el árbol.
12:34 Raza de víboras, ¿cómo podéis vosotros hablar cosas buenas siendo malos? Porque de lo que rebosa el corazón habla la boca.
12:35 El hombre bueno, del buen tesoro saca cosas buenas y el hombre malo, del tesoro malo saca cosas malas.
12:36 Os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres darán cuenta en el día del Juicio.
12:37 Porque por tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado.»versiculo siguiente
3:28 Yo os aseguro que se perdonará todo a los hijos de los hombres, los pecados y las blasfemias, por muchas que éstas sean.
3:29 Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tendrá perdón nunca, antes bien, será reo de pecado eterno.»
3:30 Es que decían: «Está poseído por un espíritu inmundo.»versiculo siguiente
versiculo previo12:10 «A todo el que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.versiculo siguiente
 
arriba #La recaída en el pecado

versiculo previo12:43 «Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos en busca de reposo, pero no lo encuentra.
12:44 Entonces dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí." Y al llegar la encuentra desocupada, barrida y en orden.
12:45 Entonces va y toma consigo otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio. Así le sucederá también a esta generación malvada.»versiculo siguiente
  versiculo previo11:24 «Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí."
11:25 Y al llegar la encuentra barrida y en orden.
11:26 Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio.»
 
arriba #Alabanza de la Madre de Cristo

    11:27 Sucedió que, estando él diciendo estas cosas, alzó la voz una mujer de entre la gente, y dijo: «¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!»
11:28 Pero él dijo: «Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.»
 
arriba #El signo de Jonás
geografia
cronologia cronologia
versiculo previo12:38 Entonces le interpelaron algunos escribas y fariseos: «Maestro, queremos ver una señal hecha por ti.»
12:39 Mas él les respondió: «¡Generación malvada y adúltera! Una señal pide, y no se le dará otra señal que la señal del profeta Jonás.
12:40 Porque de la misma manera que Jonás estuvo en el vientre del cetáceo tres días y tres noches, así también el Hijo del hombre estará en el seno de la tierra tres días y tres noches.
12:41 Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás.
12:42 La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con esta generación y la condenará; porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón.versiculo siguiente
  11:29 Habiéndose reunido la gente, comenzó a decir: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás.
11:30 Porque, así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación.
11:31 La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con los hombres de esta generación y los condenará: porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón.
11:32 Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás.
 
arriba #La luz interior "La lámpara de tu cuerpo es tu ojo"

    11:33 «Nadie enciende una lámpara y la pone en sitio oculto, ni bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que los que entren vean el resplandor.
11:34 La lámpara de tu cuerpo es tu ojo. Cuando tu ojo está sano, también todo tu cuerpo está luminoso; pero cuando está malo, también tu cuerpo está a oscuras.
11:35 Mira, pues, que la luz que hay en ti no sea oscuridad.
11:36 Si, pues, tu cuerpo está enteramente luminoso, no teniendo parte alguna oscura, estará tan enteramente luminoso, como cuando la lámpara te ilumina con su fulgor.»
 
arriba #Dura imprecación a los escribas y fariseos "Habéis llevado la llave ..."
geografia
cronologia cronologia
    11:37 Mientras hablaba, un fariseo le rogó que fuera a comer con él; entrando, pues, se puso a la mesa.
11:38 Pero el fariseo se quedó admirado viendo que había omitido las abluciones antes de comer.
11:39 Pero el Señor le dijo: «¡Bien! Vosotros, los fariseos, purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis llenos de rapiña y maldad.
11:40 ¡Insensatos! el que hizo el exterior, ¿no hizo también el interior?
11:41 Dad más bien en limosna lo que tenéis, y así todas las cosas serán puras para vosotros.
11:42 Pero, ¡ay de vosotros, los fariseos, que pagáis el diezmo de la menta, de la ruda y de toda hortaliza, y dejáis a un lado la justicia y el amor a Dios! Esto es lo que había que practicar aunque sin omitir aquello.
11:43 ¡Ay de vosotros, los fariseos, que amáis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas!
11:44 ¡Ay de vosotros, pues sois como los sepulcros que no se ven, sobre los que andan los hombres sin saberlo!»
11:45 Uno de los legistas le respondió: «¡Maestro, diciendo estas cosas, también nos injurias a nosotros!»
11:46 Pero él dijo: «¡Ay también de vosotros, los legistas, que imponéis a los hombres cargas intolerables, y vosotros no las tocáis ni con uno de vuestros dedos!
11:47 «¡Ay de vosotros, porque edificáis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron!
11:48 Por tanto, sois testigos y estáis de acuerdo con las obras de vuestros padres; porque ellos los mataron y vosotros edificáis.
11:49 «Por eso dijo la Sabiduría de Dios: Les enviaré profetas y apóstoles, y a algunos los matarán y perseguirán,
11:50 para que se pidan cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde la creación del mundo,
11:51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, el que pereció entre el altar y el Santuario. Sí, os aseguro que se pedirán cuentas a esta generación.
11:52 «¡Ay de vosotros, los legistas, que os habéis llevado la llave de la ciencia! No entrasteis vosotros, y a los que están entrando se lo habéis impedido.»
 
arriba #Nuevo intento de matar a Jesús

    11:53 Y cuando salió de allí, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle implacablemente y hacerle hablar de muchas cosas,
11:54 buscando, con insidias, cazar alguna palabra de su boca.versiculo siguiente
 
#Consejos ante las persecuciones
arriba #"No temáis a los hombres..."
geografia
cronologia cronologia
versiculo previo10:24 «No está el discípulo por encima del maestro, ni el siervo por encima de su amo.
10:25 Ya le basta al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su amo. Si al dueño de la casa le han llamado Beelzebul, ¡cuánto más a sus domésticos!
10:26 «No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse.
10:27 Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados.
10:28 «Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna.
10:29 ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre.
10:30 En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados.
10:31 No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos.
10:32 «Por todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos;
10:33 pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos.versiculo siguiente
  versiculo previo12:1 En esto, habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.
12:2 Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse.
12:3 Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados.
12:4 «Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más.
12:5 Os mostraré a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése.
12:6 «¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios.
12:7 Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos.
12:8 «Yo os digo: Por todo el que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios.
12:9 Pero el que me niegue delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios.versiculo siguiente
 
arriba #"Cuando seáis llevados a juicio..."

    versiculo previo12:11 Cuando os lleven a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con qué os defenderéis, o qué diréis,
12:12 porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel mismo momento lo que conviene decir.»versiculo siguiente
 
#Discursos contra la codicia
arriba #Parábola del rico necio
geografia
cronologia cronologia
    versiculo previo12:13 Uno de la gente le dijo: «Maestro, di a mi hermano que reparta la herencia conmigo.»
12:14 El le respondió: «¡Hombre! ¿quién me ha constituido juez o repartidor entre vosotros?»
12:15 Y les dijo: «Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aun en la abundancia, la vida de uno no está asegurada por sus bienes.»
12:16 Les dijo una parábola: «Los campos de cierto hombre rico dieron mucho fruto;
12:17 y pensaba entre sí, diciendo: "¿Qué haré, pues no tengo donde reunir mi cosecha?"
12:18 Y dijo: "Voy a hacer esto: Voy a demoler mis graneros, y edificaré otros más grandes y reuniré allí todo mi trigo y mis bienes,
12:19 y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años. Descansa, come, bebe, banquetea."
12:20 Pero Dios le dijo: "¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?"
12:21 Así es el que atesora riquezas para sí, y no se enriquece en orden a Dios.»
 
arriba #Aviso contra la solicitud terrena

    12:22 Dijo a sus discípulos: «Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis:
12:23 porque la vida vale más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido;
12:24 fijaos en los cuervos: ni siembran, ni cosechan; no tienen bodega ni granero, y Dios los alimenta. ¡Cuánto más valéis vosotros que las aves!
12:25 Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un codo a la medida de su vida?
12:26 Si, pues, no sois capaces ni de lo más pequeño, ¿por qué preocuparos de lo demás?
12:27 Fijaos en los lirios, cómo ni hilan ni tejen. Pero yo os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos.
12:28 Pues si a la hierba que hoy está en el campo y mañana se echa al horno, Dios así la viste ¡cuánto más a vosotros, hombres de poca fe!
12:29 Así pues, vosotros no andéis buscando qué comer ni qué beber, y no estéis inquietos.
12:30 Que por todas esas cosas se afanan los gentiles del mundo; y ya sabe vuestro Padre que tenéis la necesidad de eso.
12:31 Buscad más bien su Reino, y esas cosas se os darán por añadidura.
 
arriba #Desapego de las riquezas terrenas

    12:32 «No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino.
12:33 «Vended vuestros bienes y dad limosna. Haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro inagotable en los cielos, donde no llega el ladrón, ni la polilla;
12:34 porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
 
arriba #Vigilancia y fidelidad
geografia
cronologia cronologia
versiculo previo24:42 «Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.
24:43 Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, estaría en vela y no permitiría que le horadasen su casa.
24:44 Por eso, también vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.
versiculo previo13:33 «Estad atentos y vigilad, porque ignoráis cuándo será el momento.
13:34 Al igual que un hombre que se ausenta: deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que vele;
13:35 velad, por tanto, ya que no sabéis cuándo viene el dueño de la casa, si al atardecer, o a media noche, o al cantar del gallo, o de madrugada.
13:36 No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos.
13:37 Lo que a vosotros digo, a todos lo digo: ¡Velad!»versiculo siguiente
12:35 «Estén ceñidos vuestros lomos y las lámparas encendidas,
12:36 y sed como hombres que esperan a que su señor vuelva de la boda, para que, en cuanto llegue y llame, al instante le abran.
12:37 Dichosos los siervos, que el señor al venir encuentre despiertos: yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de uno a otro, les servirá.
12:38 Que venga en la segunda vigilia o en la tercera, si los encuentra así, ¡dichosos de ellos!
12:39 Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa.
12:40 También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.»
 
arriba #El dueño y el criado

24:45 «¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, a quien el señor puso al frente de su servidumbre para darles la comida a su tiempo?
24:46 Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así.
24:47 Yo os aseguro que le pondrá al frente de toda su hacienda.
24:48 Pero si el mal siervo aquel se dice en su corazón: "Mi señor tarda",
24:49 y se pone a golpear a sus compañeros y come y bebe con los borrachos,
24:50 vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe,
24:51 le separará y le señalará su suerte entre los hipócritas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.versiculo siguiente
  12:41 Dijo Pedro: «Señor, ¿dices esta parábola para nosotros o para todos?»
12:42 Respondió el Señor: «¿Quién es, pues, el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para darles a su tiempo su ración conveniente?
12:43 Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así.
12:44 De verdad os digo que le pondrá al frente de toda su hacienda.
12:45 Pero si aquel siervo se dice en su corazón: "Mi señor tarda en venir", y se pone a golpear a los criados y a las criadas, a comer y a beber y a emborracharse,
12:46 vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe, le separará y le señalará su suerte entre los infieles.
 
arriba #La recompensa de Dios

    12:47 «Aquel siervo que, conociendo la voluntad de su señor, no ha preparado nada ni ha obrado conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes;
12:48 el que no la conoce y hace cosas dignas de azotes, recibirá pocos; a quien se le dio mucho, se le reclamará mucho; y a quien se confió mucho, se le pedirá más.
 
arriba #El bautismo de fuego

    12:49 «He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡cuánto desearía que ya estuviera encendido!
12:50 Con un bautismo tengo que ser bautizado y ¡qué angustiado estoy hasta que se cumpla!
 
arriba #"No vine a traer paz sino espada"

versiculo previo10:34 «No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada.
10:35 Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra;
10:36 y enemigos de cada cual serán los que conviven con él.versiculo siguiente
  12:51 «¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división.
12:52 Porque desde ahora habrá cinco en una casa y estarán divididos; tres contra dos, y dos contra tres;
12:53 estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra.»
 
arriba #Los signos del tiempo

    12:54 Decía también a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: "Va a llover", y así sucede.
12:55 Y cuando sopla el sur, decís: "Viene bochorno", y así sucede.
12:56 ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo?
12:57 «¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo?
12:58 Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel.
12:59 Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo.
 
arriba #Aviso de penitencia
geografia
cronologia cronologia
    13:1 En aquel mismo momento llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios.
13:2 Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas?
13:3 No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.
13:4 O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén?
13:5 No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.»
 
arriba #La higuera estéril

    13:6 Les dijo esta parábola: «Un hombre tenía plantada una higuera en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo encontró.
13:7 Dijo entonces al viñador: "Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro; córtala; ¿para qué va a cansar la tierra?"
13:8 Pero él le respondió: "Señor, déjala por este año todavía y mientras tanto cavaré a su alrededor y echaré abono,
13:9 por si da fruto en adelante; y si no da, la cortas."»
 
arriba #Curación de la mujer encorvada en sábado
geografia
cronologia cronologia
    13:10 Estaba un sábado enseñando en una sinagoga,
13:11 y había una mujer a la que un espíritu tenía enferma hacía dieciocho años; estaba encorvada, y no podía en modo alguno enderezarse.
13:12 Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad.»
13:13 Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios.
13:14 Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiese hecho una curación en sábado, decía a la gente: «Hay seis días en que se puede trabajar; venid, pues, esos días a curaros, y no en día de sábado.»
13:15 Replicóle el Señor: «¡Hipócritas! ¿No desatáis del pesebre todos vosotros en sábado a vuestro buey o vuestro asno para llevarlos a abrevar?
13:16 Y a ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado?»
13:17 Y cuando decía estas cosas, sus adversarios quedaban confundidos, mientras que toda la gente se alegraba con las maravillas que hacía.versiculo siguiente
 
arriba #¿Son pocos los que se salvan?

    versiculo previo13:22 Atravesaba ciudades y pueblos enseñando, mientras caminaba hacia Jerusalén.
13:23 Uno le dijo: «Señor, ¿son pocos los que se salvan?» El les dijo:
13:24 «Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán.
13:25 «Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, os pondréis los que estéis fuera a llamar a la puerta, diciendo: "¡Señor, ábrenos!" Y os responderá: "No sé de dónde sois."
13:26 Entonces empezaréis a decir: "Hemos comido y bebido contigo, y has enseñado en nuestras plazas";
13:27 y os volverá a decir: "No sé de dónde sois. ¡Retiraos de mí, todos los agentes de injusticia!"
13:28 «Allí será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abraham, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, mientras a vosotros os echan fuera.
13:29 Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se pondrán a la mesa en el Reino de Dios.
13:30 «Y hay últimos que serán primeros, y hay primeros que serán últimos.»
 
arriba #Jesús y Herodes
geografia
    13:31 En aquel mismo momento se acercaron algunos fariseos, y le dijeron: «Sal y vete de aquí, porque Herodes quiere matarte.»
13:32 Y él les dijo: «Id a decir a ese zorro: Yo expulso demonios y llevo a cabo curaciones hoy y mañana, y al tercer día soy consumado.
13:33 Pero conviene que hoy y mañana y pasado siga adelante, porque no cabe que un profeta perezca fuera de Jerusalén.
 
arriba #Lamentación sobre Jerusalén

    13:34 «¡Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados. ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido!
13:35 Pues bien, se os va a dejar vuestra casa. Os digo que no me volveréis a ver hasta que llegue el día en que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!» versiculo siguiente
 
anterior   1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14   siguiente

Concordia de los evangelios
 
Realizado por: Hernán J. González
https://god.education
BA 20
Ultima revisión: Nov-2004